Para quienes integran las organizaciones de este proceso, el deseo de contribuir a formas de vida justas y equitativas estuvo presente desde muy temprana edad. Pero quienes no cuentan con referentes inmediatos de lucha política tuvieron problemas para encontrar espacios a los que pudieran sumarse. A partir de estas experiencias y sus procesos personales de participación política, pueden identificar un aspecto clave para que más personas le apuesten a la acción política: expresar con claridad que

la organización política es una actividad en la que podemos participar todas las personas.

Desde lo que sabemos - Colectiva Colectiva Tzunun

Para los colectivos que participaron en este ejercicio es clave que más personas nos involucremos en las luchas comunitarias y de resistencia por dos motivos:

  1. Porque son de interés común y representan mejoras en la vida de todas las personas.
     

  2. Porque las luchas y resistencias serán más fuertes y sostenibles si más personas nos involucramos.

El organizarse políticamente es un proceso complejo en el que interactúan elementos de nuestro entorno social, político y económico con nuestras creencias y sensibilidades personales. No solo no es posible encontrar experiencias que sean iguales para todas las personas, tampoco existen formas correctas o incorrectas de participar. Quienes aún no hemos tenido oportunidad de organizarnos, encontraremos en nuestras emociones (ya sean de indignación o solidaridad) un punto válido para comenzar. Un punto de ignición para involucrarnos y cambiar nuestras realidades.

Ahora, elige uno.

4. El proceso de politizarnos.png

La participación política es un proceso de constante aprendizaje.

Al involucrarnos

podremos mejorar cosas que ya sabemos hacer y desarrollar nuevas habilidades.

Mucha gente, motivada por la indignación o la solidaridad, deseamos contribuir a resolver colectivamente los problemas que nos afectan, pero solemos desmotivarnos por sentir que no hemos recibido formación académica o laboral que se relacione con temas políticos o económicos. Sin embargo, las y los jóvenes organizados saben que esto no es verdad.

Todas las personas tenemos reflexiones y habilidades valiosas que podemos poner en común para construir formas de vida justas, respetuosas e inclusivas.

3._Transformar_el_sentido_común.png

Instituto 25A

10 avenida 2-18 zona 4
Ciudad de Guatemala, 01004


hola@i25a.gt